Arxiu de la categoria: Centre d’Educació

Informació general del Centre

Jornades de portes obertes al Centre Ocupacional

El dijous 3 de desembre és el Dia Internacional de les Persones amb Discapacitat.

Per aquest motiu el C.O. organitza una setmana de portes obertes perquè els alumnes del centre ordinari i educació especial puguin fer una visita pel nostre centre. D’aquesta manera poden conèixer-nos una mica millor i veure que és el que es realitza en cada un dels tallers. Un cop acabada la visita pel centre, els nens i nenes realitzen un treball manual conjuntament amb els nostres nois.

portes-obertes

Autobiografia d´un rellotge

No has estimat mai un objecte, com si d´un ésser viu es tractàs? Has pensat mai que un objecte té vida i t´apassionaria conèixer la seva visió del món? Conta la seva història des del naixement.

Autobiografia d´un rellotge
Em dic Ice Watch 224. A cada un de nosaltres ens posen un nom de naixement. Els meus creadors diuen que és el número d´Ice Watch que han creat. Però, per allà he sentit que no som els únics, que hi ha més com nosaltres pel món. Conec alguns, com Casio 355 i Calypso 456. Continua la lectura de Autobiografia d´un rellotge

ACAMPADA A LA COLONIA DE SANT PERE

Com ja varen fer els alumnes de 1r, 2n i 3r d’EP a finals d’octubre, el passat cap de setmana, divendres 13 i dissabte 14  de novembre, els alumnes de 4t, 5è i 6è d’EP varen gaudir de la primera Acampada/Convivència del curs.

En aquesta ocasió han participat 79 alumnes. Escalada al rocòdrom, tir amb arc, tallers de manualitats, olimpíada esportiva, vetllada nocturna, excursió i jocs a la platja… Molta diversió!!!

I moltes gràcies a tots els mestres que ho han fet possible!

bda8ae64f60eb7ff2b151e1d48515c9c b8a26f0ec25e09b8c42303fc6129b0c6 1476192f74c2252e9793b04e75e9bf75 9633fc0886c5f80b2072b90fc1cb18b5 7e865df1a41fbc32dc6ad646b5ea1971 2cab2129972da1a99757d0279579b923 1e5644b910aca4b1aed2ac756c81e165 bdca415137ea37b1762160c41c2dd2ec

Vos recordam les dates de l’ Acampada/Convivència de final de curs a La Victòria (Alcúdia):

  • Divendres 3 i dissabte 4 de juny (1r, 2n i 3r d’EP)
  • Divendres 10 i dissabte 11 de juny (4t, 5è i 6è)

 

Continúa el comienzo literario de El viejo y el mar de Ernest Hemingway.

Continúa el comienzo literario de El viejo y el mar de Ernest Hemingway.

Era un viejo que pescaba solo en un bote en la corriente del Golfo y hacía ochenta y cuatro días que no cogía un pez.

Los recursos escaseaban. El pescador, llamado Michael, estaba desesperado por pescar, aunque fuera una mísera gamba, pero seguía sin tener suerte. Aunque fuera un hombre con mucha paciencia, ya no aguantaba estar más en ese bote sin que picase algo. Seguía desplazándose hacia el norte del Atlántico a causa de la corriente del Golfo, pero no veía tierra firme, ni siquiera sabía hacia dónde tenía que ir para encontrarla.

El bote era pequeño y blanco, no muy bonito, pero tenía lo necesario para navegar. Le quedaba poca agua y comida, y no la podía desaprovechar, aunque a medida que pasaba el tiempo, su sed le arrastraba cada vez más y más hacia la locura. Cada vez que levantaba la cabeza, lo único que veía era agua y más agua, azul e interminable, y cuando miraba su caña; nada. Tenía un palo con un hilo enganchado y, al final, un cebo para pescar peces, ¿peces?, ¿dónde estaban los peces?, porque no veía ninguno hacía ochenta y cuatro días. En realidad no sabía si eran ochenta y cuatro, cien, doscientos; había perdido la cuenta.

Ya casi era de noche. Estaba cansado y se intentó dormir. Cinco segundos después de estirarse para descansar, oyó un fuerte golpe que hizo retumbar el barco. Se alteró mucho. No sabía qué eran los golpes, hasta que se dirigió hacia el borde del barco y observó. Vio que un tiburón impactaba contra el bote y, de repente, el tiburón dio un enorme salto para intentar agarrar con su terrorífica boca la cabeza de Michael, pero, por suerte, no lo consiguió. Michael entró en la cabina del bote para coger un arpón que tenía dentro para intentar matar a la bestia. Volvió a dirigirse hacia el borde del barco y comenzó a clavarle el arpón una y otra vez hasta que el animal se fue. A Michael le preocupaba que volviese con más tiburones para intentar hundirlo, pero aun así volvió a estirarse para dormir. La caña empezó a temblar; parecía que había picado algo.

Michael cogió la caña con fuerza y tiró, pero le costaba mucho tirar a causa de la fuerza del pez. Y, además, iba perdiendo el equilibrio por el movimiento del bote que causaban las olas y el fuerte viento. Fue una larga lucha, pero al final consiguió pescar. Su cuerpo se sumergió en el alivio pero, un momento…

Seguía estando en mitad del mar.

 

Pau Toribio 2n ESO

ESCRITURA CREATIVA 2n ESO

Anirem publicant escrits creatius dels Alumnes  d’ESO seleccionats per la seva professora Patricia Guasp.

Continúa al comienzo literario de La guerra del fin del mundo de Mario Vargas Llosa.

El hombre era alto y tan flaco que parecía siempre de perfil. Su piel era oscura, sus huesos prominentes y sus ojos ardían con fuego perpetuo.

Tenía el pelo oscuro y en abundancia. Su frente era amplia y con un gran lunar marrón chocolate en el lado izquierdo. Sus orejas eran diminutas y estaban decoradas con dos grandes pendientes plateados. Sus ojos eran de un azul penetrante e hipnotizador. Tenía grandes y oscuras pestañas, y unas finas y alargadas cejas que parecían cubrir toda la parte inferior de su frente. Poseía una nariz aguileña y amoratada, por culpa de una sangrienta pelea que había hecho cambiar su vida. Debajo de ésta, se encontraba una gran boca, con labios agrietados y marcados por una gran cicatriz provocada por un cuchillo. En el interior de esta cavidad, se hallaban dos filas desordenadas de grandes y sucios dientes. Tenía una barbilla alargada y huesuda en la que se dejaba ver otra de las cicatrices que marcaban todo su cuerpo.

El suyo era un estrecho y alargado cuerpo repleto de lunares. Se podían observar sus pequeños hombros. Sus brazos eran flacos y desembocaban en unas manos finas y alargadas con dedos esqueléticos y uñas amoratadas. El dedo pulgar de la mano izquierda estaba cubierto por una venda, ya que le faltaba esa uña.

No era muy peludo. Situado en la parte inferior de su estómago tenía un gran ombligo. También poseía unas piernas delgadas y muy largas, y unos pies muy grandes.

Contaba con una voz grave y muy profunda.

Era un hombre afable, ameno, hospitalario y un poco ingenuo. Pero aquella batalla lo había cambiado todo. Se había convertido en un hombre malicioso, antipático y poderoso.

En la batalla luchócontra un hombre inmenso que iba insultado y menospreciado todo lo que veía. Un día, el gigante se convirtió en el hombre más poderoso de aquellas tierras, cosa que a nuestro protagonista le dio envidia. De esta forma, el gigante y el joven se enfrentaron:

  • ¡Oye, tú, gordo! Eres descarado. No te conoces ni a ti mismo y cometes el crimen de abuchear y ofender a todo el que ves. Búscate primero los defectos y reconócelos.
  • Espárrago, cierra el pico. Yo soy el más fuerte y el que manda aquí.
  • No por ser más fuerte, superas a los demás en otras cualidades.

Y ya os podéis imaginar cómo acabó la historia.

El zagal se enzarzó, en una sangrienta pelea, contra el gigante. Seguramente el monstruo era más grande y fuerte que el mozo, pero no más astuto. Tras un par de puñetazos, el chiquillo cogió una piedra y se la lanzó al trol. Este cayó al suelo y se desangró hasta morir. Desde aquel día, el joven fue un héroe, por lo que se convirtió en un adinerado y descortés mancebo.

Este muchacho tenía por nombre David, y el cíclope, Goliat.

Sara Rosales 2n ESO